De las erratas…

image

De las erratas se originan graves confusiones y contradicciones en los textos. La primera errata se encuentra en el primer libro, o sea la Biblia comenzada por Gutenberg, y terminada por Fust y Schoiffer en 1457, en la que se lee spalmorum por psalmorum. Es casi imposible encontrar un libro exento de erratas; aun al Virgilio impreso en el Louvre por Pedro Didot en 1798, que está considerado como una de las producciones más perfectas de la tipografía, se le ha encontrado una j sin su correspondiente punto, lo que ha impulsado a decir a Crapelet: «Un libro sin falta es una quimera.» Véase también Fe de erratas, Lapsus calami.

De la entrada referida de fe de erratas dice «El libro más antiguo que se conoce con fe de erratas son las Sátiras de Juvenal, con notas de Mérula, impreso en Venecia en 1478 por Gabriel Pierre». Del lapsus calami sólo aclara la traducción, «error de pluma». La fuente es el Léxico bibliográfico, de Juan B. Iguíniz (UNAM, 1987). La imagen la saqué del Fichero General de la RAE.

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s