Traducción y tradición

image

García Yebra (traductor, además de miembro de la RAE) ataca aquel viejo cliché del traductor/traidor: más que traición, la traducción es tradición; nada más acertado, pues sin traducción las literaturas nacionales serían impensables como las conocemos.

¿Qué habría sido si a mediados del milenio pasado (pienso en el periodo de 1200 a 1650) en Europa no se hubieran conocido Boccaccio, Dante o las «novelas» francesas en verso más allá de las fronteras lingüísticas de su idioma? ¿Cómo sería posible Shakespeare o el Quijote sin el conocimiento de la tradición italiana o de Rabelais, respectivamente? (Quizá con los viajes, pero es muy relativo.) No digamos ya el rescate de clásicos griegos y latinos, o el descubrimiento de obras monumentales como Las mil y una noches (más tardío que los ejemplos anteriores). Además de la posibilidad de reinventar la tradición propia a partir del contacto con otras literaturas, la traducción es el otra variante de encarar al otro para entenderlo o entendernos.

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras. Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s