La celebración se convirtió en un fracaso trágico

image

El evento estaba adornado por un enorme sol, el que, en el momento oportuno, iba a reventar en una luz flamante. Esto ocurrió en el clímax de los juegos artificiales y después de escucharse la música de Handel -pero de hecho era sólo el principio de los Fuegos Artificiales Reales, ya que el edificio prendió en fuego y chispas, cohetes a medio consumir y ascuas cayeron entre la multitud; hubo pánico, tumulto y la celebración por la paz se convirtió en un fracaso trágico.

La anécdota sucedía en 1749 la recoge la contraportada del LP Royal Fireworks Musick. Water Musick, de George Frideric Handel (dirección de Leopold Stokowski) La paz que se celebraba era la del fin de la guerra de sucesión austriaca, a finales de 1748. El disco también tiene una interpretación de la Música acuática:

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s