En la frontera

Entre nuestros amigos árabes y nosotros había una diferencia fundamental: ellos eran una sociedad con su normalidad, su colectividad, sus festejos, sus símbolos nacionales, sus referencias culturales. Mientras nosotros éramos excluidos a-nacionales que en nuestra mayoría habíamos optado por quebrar nuestros vínculos culturales con la comunidad de que éramos originarios. Esto resultaba especialmente extremado para alguien que, como yo, se había vuelto agnóstico después de haber vivido el judaísmo como religión.

Lo dice Michel Warschawski en su libro En la frontera. Israel-Palestina: testimonio de una lucha por la paz, editado por Gedisa. Warschawski es hebreo nacido en Estrasburgo, su idea de la frontera siempre lleva la carga de la no-pertenencia. Él dirige el portal de noticias Centro de Información Alternativa.

20131119-192304.jpg

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s