Si los libros fueran carreteras…

image

¿Alguna vez has caminado a lo largo de un paraje por donde conduces por lo regular? De pronto se revelan los detalles que no habías visto a alta velocidad. Te das cuenta de que el camino son de hecho dos: uno para peatones y otro más para pasajeros. Estos caminos guardan entre sí sólo una pequeña, cartográfica relación. La experiencia de ambos es completamente distinta.

Si los libros fueran carreteras, diríamos que algunas están hechas para manejarse deprisa —los detalles son escasos, y los que hay son deslucidos—, pero la velocidad y el torque de la narrativa son estimulantes. Algunos libros, vistos como caminos, están hechos para pasear; el destino importa mucho menos que las vistas que ofrece. El mejor libro para mí: manejo por él rápido, pero estoy obligado a parar, a orillarme y maravillarme. Estos libros están hechos para ser releídos. (Aunque la primera vez puedo pasar deprisa para luego disfrutar de un lento paseo y así ver de qué me perdí).

Peter Mendelsund, en ¿Qué vemos cuando leemos?

image

image

image
image

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s