No hay mayor aberración que el autobús turístico

No hay mayor aberración que el autobús turístico que te muestra las cosas. Bastaría ver la postal; que te manden una foto digital del lugar. Es casi lo mismo que verlo por la ventana del camión. Hay que recorrerlo, hay que perderse físicamente por la ciudad, para sentir su variedad, su dimensión. Corremos el riesgo del automovilista: que la ciudad se convierte en una fachada, no ves nada de lo que hay detrás, se va en el coche, aislado. No debe ser el modelo que rige el orden en las calles.

Dice Luigi Amara.

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s