Los tres libros que los lectores han descubierto

El sello Planeta lanzó en México La distancia que nos separa, novela de Renato Cisneros. En una entrevista publicada recientemente, el autor comentó sobre la cualidad del libro al insertarse en la tradición literaria que retrata la figura del padre, con la peculiaridad de que su padre tuvo un papel importante en la política peruana de los años setenta y ochenta. Una de sus respuestas fue:

Una de las primeras cosas que me sorprendieron cuando el libro empezó a leerse en el Perú es que hubo distintos tipos de lectores: el lector encariñado con la figura del hijo que busca al padre, pero también el lector político, que subrayaba las partes del libro que son una crónica política de los años setenta, ochenta y noventa, años muy convulsos en los que la presencia del terrorismo puso contra las cuerdas al Estado. También hay un lector que lo que aprecia del libro es el hombre desmitificado: la parte de la enfermedad y la muerte, de ahí surgen reflexiones sobre la vida y la muerte, cuán didáctica es la muerte y el dolor, a diferencia de la felicidad.

Un lector se queda con esos años recapitulados, que no están tan lejos en términos de perspectiva histórica. Pero todavía el Perú tiene una sociedad fragmentada, y que a raíz de la violencia política aún no se ha puesto de acuerdo en muchas cosas: hay gente que le denomina guerra interna a aquello que ocurrió, para otros fue violencia terrorista. El recuerdo está muy fresco. El libro tiene ese flanco histórico que terminó siendo necesario mencionar porque mi padre fue protagonista de esos años. Esos son los tres libros que los lectores han descubierto: el joven más inseguro retratado en las cartas de su padre, que no sabe bien cuál es su verdadera patria por crecer en Argentina, con la misión familiar de regresar al Perú, que se enamora destempladamente, que tiene una frustración sentimental que marca para siembre su relación con las mujeres, el militar polémico que hace suya la voz de las fuerzas armadas, que da declaraciones tremendistas, opina a viva voz que hay que matar a los terroristas, que los derechos humanos no importan en la guerra. Deja ver que aprendió de los militares argentinos con los que estudió. Pero también ese otro hombre menos arropado de ese tono militar, el hombre de las dos esposas, de las amantes, que tiene conflictos con sus hijos y que sólo en los años de enfermedad parece más cercano.

cisneroos

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s