Tal vez calificaríamos de ridícula la evasión de una palabra para no atraer su desgracia

La magia no está en extraños efectos sin causa, ni en inauditos actos de aparición, sino en el vínculo que nos hace ver significados, medios o sociedades donde antes había piedras, ruidos o sujetos aislados. En la actualidad nos parecería absurdo o inútil representar a un bisonte para atraerlo, para hacer presente al animal real (si es que es eso lo que realmente buscó el pintor en Altamira), o tal vez calificaríamos de ridícula la evasión de una palabra para no atraer su desgracia. Pero tampoco seríamos capaces de despreciar la capacidad evocativa de una imagen o un sonido, la fuerza que tiene una serie de colores y formas, palabras o movimientos. Visto así, nos damos cuenta de lo próximos que estamos del hombre que hace veinte mil años o más emprendió la plástica por primera vez.

Es un fragmento del texto de introducción del Museo del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, en el catálogo de El arte de la música, exposición que actualmente reviste los muros del recinto.

La imagen de la portada es de Jean-Baptiste-Camille Corot, Orfeo guía a Eurídice fuera del inframundo (1861).

image

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras, Museos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s