La más grande de las virtudes de la fotografía

¡Oh!, sobre todo, nada de flash. El flash no es la iluminación de la vida. Jamás lo utilizo, no quiero utilizarlo. ¡Quedémonos en lo real, quedémonos en lo auténtico! Pues la autenticidad es, sin lugar a dudas, la más grande de las virtudes de la fotografía.

Henri Cartier-Bresson, en entrevista con Daniel Masclet (de 1951), recogida en Ver es un todo. Entrevistas y conversaciones (1951-1998), publicado por GG.

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Museos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s