No podían vivir únicamente de su trabajo literario

Nevsky es una editorial con una buena vocación de publicar obras de autores rusos, clásicos y contemporáneos. Además de los famosos nombres de la literatura rusa del siglo XIX, su catálogo incluye obras de escritores menos renombrados, pero igualmente valiosos. Un ejemplo de ello son las Memorias literarias de Dmitri Grigoróvich. De allí extraigo un fragmento, que aunque hace referencia a la Rusia de hace casi dos siglos, sigue vigente del otro lado del mundo a pesar de los años. Es sobre la industria editorial:

Pero en aquella época sólo recibían honorarios los literatos famosos; el resto debía conformarse con tener la suerte de que publicaran sus obras, y si se les pagaba era de una forma tan miserable que no podían vivir únicamente de su trabajo literario.

Sobre regalías, ya había puesto acá algo de Jay Rayner, en su libro El hombre que se comió el mundo. De Nevsky había citado un libro de Anna Starobinets, contemporánea.

Anuncios

Acerca de Fuga de Letras

Por trabajo he editado, he traducido, he corregido, he escrito, incluso he parafraseado.
Esta entrada fue publicada en Letras y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Algo que decir? Acá:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s